Año SEPAR 2015/2016

Un año para poner coto a la EPOC y el tabaco

27 June, 2016

La EPOC, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, es una de las enfermedades crónicas más prevalentes, de hecho, dadas las cifras que presenta ya podemos considerarla un problema de salud pública de primer orden. El estudio EPI-SCAN de SEPAR calcula que en España hay más de 2 millones de personas entre los 40 y los 80 años que sufren EPOC. Esta enfermedad afecta al 10,2% de la población adulta y, lamentablemente, registra un promedio anual de 18.000 fallecidos.

La EPOC representa el 40% de las consultas en Neumología en España y su diagnóstico, abordaje y tratamiento supone el 2% del gasto sanitario español, porcentaje que se traduce en alrededor de 3.000 millones de euros. Y a pesar de las cifras que arroja esta enfermedad pulmonar, es una patología silenciosa y desconocida. Silenciosa porque tenemos un 70% de infra diagnóstico en España y desconocida porque, como nos indica el estudio CONOCEPOC, sólo el 17% de la población conoce de un modo directo el término EPOC. Seguramente aquí radica la desproporción entre la magnitud del problema que detectamos todos los profesionales de la salud implicados en su abordaje y el bajo impacto en la opinión pública.

La mayoría de los pacientes no sabe que la EPOC es una enfermedad sin tratamiento curativo, degenerativa y altamente incapacitante. Y el principal culpable es el tabaco. La Guía Española de la EPOC, liderada por SEPAR, así lo constata en su definición. Además, hasta hace pocos años, la EPOC que tenía un perfil clásico de paciente: varón, fumador y mayor de 65 años, pero la enfermedad se feminiza coincidiendo con el desarrollo de la misma en las mujeres que empezaron a fumar en los años 70 de jóvenes y ahora llega a una edad adulta.

En consecuencia, sabemos que un alto porcentaje de EPOC es prevenible simplemente no fumando o dejando de fumar. Por lo que sólo hay una forma de frenar el avance de la enfermedad y su alta mortalidad: erradicar el consumo de tabaco e impulsar los tratamientos anti tabáquicos con políticas activas por parte de los neumólogos y de las Administraciones públicas. Dado que las alarmantes cifras que observamos ahora son consecuencia de los hábitos de hace veinte o veinticinco años.

Desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, SEPAR, ya hace años que estamos trabajando con compromiso y objetivos claros para hacer frente a esta situación. Por eso hemos considerado oportuno dedicar un Año SEPAR a la EPOC y el tabaco. Un año que hemos presentado en un desayuno informativo el pasado 7 de octubre y que se desarrollará entre este último trimestre de 2015 y a lo largo del año 2016 con un triple objetivo: dedicar esfuerzos suplementarios a investigar y formar a los profesionales de la salud respiratoria para reducir el infradiagnóstico, y concienciar e informar a los ciudadanos sobre la EPOC poniendo de manifiesto la estrecha relación entre tabaco y EPOC para reducir el consumo de tabaco. Celebrar este Año SEPAR 2015-2016 dedicándolo a la EPOC y al tabaco es una apuesta de futuro.

Una apuesta de futuro para nuestros jóvenes. Asumimos la responsabilidad de la concienciación sobre el tabaco, que es una droga adictiva. Deben saberlo. Debemos decírselo y repetírselo hasta que lo sepan, se lo crean y nos hagan caso. Los jóvenes españoles prueban el cigarrillo a los 13 años. Son niños y niñas que todavía cursan estudios secundarios.

Una apuesta de futuro para todas aquellas personas que fuman, para convencerles de que acudan a su médico, porque si quieren, les podemos ayudar a dejar de fumar. Un esfuerzo clave está en los pacientes de EPOC que todavía fuman. A ellos más que a nadie debemos ayudarles porque en su caso no hablamos de futuro, hablamos del presente de la enfermedad. Hablamos de que su vida, hablamos de que su vida ahora depende de que abandonen el tabaco.

Un apuesta de futuro en el diagnóstico temprano de la EPOC. Sin duda, si concienciamos a la opinión pública de que la EPOC existe, lograríamos diagnosticar a ese 73% de población que los estudios nos dicen que sufren EPOC y no lo saben. Podrían ser un millón y medio de españoles. Con el diagnóstico temprano conseguiríamos además controlar de un modo más eficaz la enfermedad de nuestros pacientes y ofrecerles una mucho mejor calidad de vida.

Nuestra apuesta de futuro es trabajar para una mejor salud pública y que la mejor asistencia a nuestros pacientes guíe nuestros pasos y para ello contamos con todos los profesionales de la salud respiratoria en España.

Dra. Inmaculada Alfageme
Presidenta de SEPAR, Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica

Respiratory Worldwide aims to stimulate communication and interaction between national and regional respiratory societies and ERS. These articles have not been (peer) reviewed and are not official ERS content.